.comment-link {margin-left:.6em;}



domingo, junio 11, 2006

"MindRiot: Teppei y el carácter japonés"

___Hace ya unos 20 días, Ángela tuvo la genial idea de hacer el corto en cuestión. Entre Ángela, Raúl y yo sentamos las bases de "MindRiot". Como ya mencioné en el post anterior, nos propusimos el duro reto de hacer un "corto exprés" (anque no por ello de inferior calidad).

___Una vez escrito el guión (que en uno de los próximos posts explicaré el por qué del mismo), tuvimos la genial idea de que el prota tuviera rasgos asiáticos. En realidad queríamos directamente a un japonés, pero pensamos que limitarse a buscar a un chico japonés sería complicado. Nos pusimos a ello. Y no hubo manera.

___Utilicé todos mis contactillos. Empezando por Vero Calafell y Marc Bernabé (sí, los mismos que nos recomendaron el "Kiku-chan") y siguiendo el consejo de Vero, pregunté a escuelas de traducción. Llamé hasta la saciedad a la Facultat de traducció y a varias escuelas privadas donde se impartía lengua española a japoneses, pero la búsqueda seguía sin dar frutos. De hecho, empezamos a pensar seriamente en abandonar la idea de emplear a un actor asiático.

___Queríamos que fuera asiático por varios motivos. El principal era el estético, simplemente creíamos que la historia molaría más con un japonés de protagonista. Aunque siendo sinceros... la mayoría de nuestros argumentos conducían siempre al frikismo puro y duro. Y es que hace ya unos meses que los tres (e Isa) estamos enganchados a todo tipo de doramas (series de TV asiáticas). "Densha otoko", "Full House", "A love to kill", vaya... que teníamos encima el mono de hacer algo similar y esta era nuestra mejor oportunidad. Pero no había manera, el actor japonés seguía sin aparecer.

___Empleamos incluso la táctica de ir en metro a la espera de que subiera alguien que diera el perfil y asaltarle con todo el morro del mundo. Pero eso tampoco ocurrió. Finalmente, dos días antes de empezar a montar el decorado (a tres días del rodaje), Vero conoció por casualidad a Teppei. Y fue nuestra salvación.
_
Teppei en un plano algo comprometido.

___Teppei no sólo era japonés y joven, sino que además descubrimos que, a pesar de no ser actor ni haber actuado nunca, el tipo se lo curraba y lo hacía bien de narices. Y además era puntual, educado y paciente (tres características que todo buen actor debería tener). Tras rodar "MindRiot" con él, sólo puedo decir que no me lo pensaría dos veces antes de embarcarme en una película con actores exclusivamente japoneses. Nunca dirigir a un actor fue tan fácil.

Ángela y Teppei posando en una foto bastante friki.

___Teppei tuvo motivos más que suficientes para quejarse e incluso para dejarnos plantados o mandarnos al peo. Por fallos propios de una preproducción tan ajetreada, un día le citamos a las 11h y acabó rodando de 16h a 21h. Ese mismo día tan sólo pudimos ofrecerle un bocadillo frío de salami y un vasito de Coca-Cola, por no mencionar del plano final con lluvia... que se nos olvidó comentarle que iba a acabar empapado de arriba a abajo. Además, en los intermedios ayudó a recoger el set interior, algo que, por supuesto, no tenía por qué hacer. Vaya, que este hombre no sólo se portó, sino que me pica en la nariz que una vez visto el resultado final descubriremos que le debemos más de lo que imaginamos. _/=\O

Rodando los interiores.

Eva maquillando a Teppei (sí, la quemadura es de mentirijillas).