.comment-link {margin-left:.6em;}



martes, mayo 23, 2006

"El poder de una sonrisa"

___Mucha gente me considera demasiado inocente. Dicen que no habían conocido a nadie "tan inocente" como yo. Yo no soy inocente, al contrario, por desgracia soy muy consciente de la maldad que hay en el mundo. Pero me resisto a rendirme ante ella. Para mí, todo el mundo es bueno hasta que me demuestre lo contrario. Y aunque tengo mis prejuicios, como todos, trato de evitarlos en la medida de lo posible.

___Soy miedica, maniático y paranoico. A veces sufro aún estando a salvo. Pero no trato de combatir mi sentimiento de inseguridad aparentando ser más fuerte, o dejando de creer en la gente. No envilezco por ello. No me convierto en un borde o maleducado. Intento seguir siendo optimista, ver lo positivo de las cosas. El mundo de por sí ya es una mierda, ¿por qué empeorarlo aún más?

___Últimamente me veo obligado a hacer largos trayectos en metro. En esos trayectos observo a la gente. Tan diferente, tan distante, a pesar de tan igual entre sí. Y a veces me pregunto por qué muchos de ellos no sonríen. Y no me refiero a una sonrisa mostrando su felicidad, ¿quién sabe?, quizá no lo sean, ni les apetezca serlo. Me refiero a una de esas sonrisas altruistas que pocas veces regalamos a los demás. Para mí es importante ser educado, despedirte con una sonrisa al salir de una tienda o ser amable con el que te pregunta en qué vía coger su tren, tratar de ser atento. Y no quiero decir ser pesado, o ir de caballero por la vida. No soy Teresa de Calcuta ni pretendo serlo. Ni siquiera soy religioso. Yo soy yo. Me refiero a tender la mano antes de que te la tiendan. Por que eso es lo que te gustaría que te hicieran a ti.

___Voy en el tren, libro en mano, como siempre. Veo a una chica normal, del montón, pero a mi me resulta guapa. No quiero decir "atractiva", quiero decir bella. Igual que puedes considerar bella a una flor o a un perro, o a una salchicha rellena de queso. Esa chica puede resultarme bella, quizá por su sonrisa, quizá por su mirada... quizá por su estrabismo o sus extraños dedos huesudos y torcidos. Y sé que no es consciente de su belleza. Quizá todos lo seamos. En ese momento me pregunto por qué no debería alegrarle el día, simplemente acercándome a ella y haciéndoselo saber: "Me resultas bella", o "Eres muy guapa". Con eso basta. Estoy seguro que le subiría la moral, que se sonrojaría y pasaría el resto del día más feliz que unas castañuelas. Y no me refiero a ligoteo barato. Ni a guiñar un ojo mostrando una sonrisa profidén.

___Igual que hablo de una chica, puede ser una mujer, un bebé, un hombre o incluso una anciana. Puede resultar bello incluso el pomo de una puerta o un trozo de excremento de animal, sólo hay que observar con cuidado y descontextualizarlo, separar significado de significante. A veces la gente está perdida, o simplemente "desconectada". Agobiada. Deja pasar el tiempo de un trayecto en tren. Nos pasamos el día esperando a llegar a nuestro destino. Sentimos que el tiempo pasa y nosotros nos rendimos a ello. Y a veces, aunque no lo sepamos, sólo necesitamos una sonrisa, o una observación sincera o qué se yo... a veces sólo necesitaríamos saber que ese desconocido que se sienta frente a nosotros nos tendería la mano si nos cayéramos de bruces contra el suelo. Pero vivimos envueltos en miedo. En dudas. Siempre esperando algo a cambio. ¿Por qué no le digo nada a esa chica? Por que no quiero que me cruce la cara, o que crea que soy un pervertido. El mundo es así, pero trato de cambiarlo, aunque sea poquito a poco y con discreción. Sonriendo a pesar de que no me guste mi sonrisa.

___El poder de una sonrisa es mayor que el de cualquier bomba. Y no me refiero a uno de esos carteles de ayuda humanitaria con gente muriendo de hambre, pero a pesar de ello sonriendo. Me refiero a una de esas sonrisas "por que sí", "por que me ha apetecido sonreírte", "¡porque me da la gana!". Sin esperar nada a cambio. Sólo para alegrarte el día. Como hacer un regalo a un completo desconocido. Hoy os sonrío a todos y aunque parezca pretencioso os animo a que mañana hagáis la prueba: sonreíd a alguien, esforzaros por ser amables. Os apuesto lo que queráis a que vosotros también os sentiréis mejor. Y mejor aún, cuando seáis sonreídos, por un mísero instante el mundo os parecerá un lugar menos desquiciante de lo que resulta habitualmente.


^___^



1 Comments:

  • eVoBox:
    Me encanto tu Blog sobre El PODER DE UNA SONRISA. Eres muy observador y quiero decirte que estoy totalmente de acuerdo contigo: qué diferente sería la vida si "alguien" se atreviera a decirnos una "cosa linda" en cualquier momento y en cualquier lugar. Sería la mejor MEDICINA para despertarnos del letargo diario que nos consume la vida.Si quieres intercambiar alguna idea yo:analahoz@hotmail.com

    By Anonymous ana, at martes, octubre 31, 2006 7:24:00 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home