.comment-link {margin-left:.6em;}



miércoles, enero 26, 2005

"Juana la loca"

___Sí, lo admito: he visto “Juana la loca” mucho después que “Carmen”. Y es que no tengo ningún problema en decir que no sigo la filmografía de Vicente Aranda.

___Juana la loca” era para mí una especie de asignatura pendiente, siempre me ha llamado la atención, tanto la historia como su excelente actriz protagonista: Pilar López de Ayala, pero la verdad es que nunca encontraba el momento para adentrarme en lo que suponía un drama de época. Tenía que estar preparado.

___Me decidí a verla, con ganas, con gusto. Y debo decir, que la película empieza más que bien, sorprende el que en una producción española (a pesar de poderse considerar una superproducción), se recree tan oportunamente la época en la que vivió la hija de Isabel la Católica. La caravana de la corte, el puerto, los castillos… todo ayuda a situarte en ese tiempo pasado que tan sólo conocemos por los libros de historia. La música de José Nieto es acertada y crea una atmósfera interesante que ayuda en todo momento a creerte el relato. La fotografía es correcta aunque –a mi parecer- le falta vida; demasiado gris, demasiado austera, demasiado plana.

___Destacable es las interpretación de Pilar López de Ayala, que se convierte en una Juana de lo más creíble, aunque me resultó llamativo el descubrir que algunas de las voces de los actores no eran ni mucho menos las originales. Es un film rodado con sonido directo en español (o por lo menos así se aprecia en la voz de Pilar), pero que, a menudo, se hace uso del doblaje para algunos de los personajes secundarios (incluso el mismísimo Felipe el Hermoso está doblado). ¿El motivo? Podríamos decir que no todos los actores hablaban español: pero no creo que sea así; podríamos decir que falló el sonido directo: pero es harto improbable. Yo apuesto por creer (y aplaudo) que algunos de los actores no daban la talla a la hora de vocalizar, o simplemente que su timbre de voz no era el adecuado… y se optó por doblarles. Muchos se llevarán las manos a la cabeza… ¡profanar una interpretación! Pero eso sería un grave error. En España contamos con uno de los mejores doblajes del mundo, y ésta es una técnica que en la película de Vicente Aranda se emplea para pulir, para ayudar, para MEJORAR la interpretación. Así pues, ¿cuál es el problema?

___A pesar de todo ello, la película es lenta y tediosa, a menudo repetitiva y carente de interés. La locura de Juana se reduce al carácter celoso de la reina y poca cosa más, mostrando pequeñas excentricidades del todo justificadas y consiguiendo que, desde el principio, entiendas que no estaba loca ni mucho menos (cosa que debería desvelarse poco a poco, o quizá al final). Se emplea el desnudo y el acto sexual constantemente, utilizándolo como recurso fácil para mostrar la pasión de Juana y su marido. El guión es lineal y a menudo previsible, con momentos de lucidez pero a menudo descompensado. Personalmente, eché a faltar escenas cotidianas, escenas del pueblo, de la corte, escenas con las que localizar la temática de la película más allá de las paredes del castillo. La considero un intento fallido, apuntó alto y se quedó en la mitad. Interesante a nivel interpretativo aunque poco entretenida e ilustrativa.