.comment-link {margin-left:.6em;}



miércoles, enero 05, 2005

"Alejandro Magno"

___Ayer me invitaron al pre-estreno de “Alejandro Magno”, película de Oliver Stone (“JFK”) protagonizada por Colin Farrel. Debo admitir que desconocía la historia, sabía que Alejandro Magno había sido un gran conquistador macedonio, que había llegado a lo más alto antes de llegar a los veinticinco… y poca cosa más. Lo que nadie me explicó cuando era pequeño fue que el tal Alejandro tenía más pluma que un faisán de cinco metros. Porque se diga lo que se diga… la película es más rosa que una sauna gay en primavera.

___La película es ante todo una obra majestuosa y magnánima que hace honor al nombre del Rey macedonio. Las imágenes y los decorados poseen una belleza nada habitual, se palpa en el ambiente el gran intento por reconstruir la historia tal y como fue, y sobretodo se agradece. Y si ésa es la gran baza del film… también es su peor defecto. Ese afán ilustrativo por enseñártelo todo, por mostrarte cómo vivía la gente 300 años A. C. convierte la película en un documental sobre la vida, obra y milagros del conquistador macedonio, hasta tal punto que a menudo pierdes la perspectiva de la historia, el hilo argumental desaparece y Anthony Hopkins (que hace de narrador de lujo) pasa a susurrarte al oído, entre bostezos, un tocho de libro de más de dos mil páginas en imágenes bellas aunque a menudo excesivamente pausadas.

___Hay que destacar las grandes batallas (con espectaculares planos aéreos), la conseguida ambientación de los diferentes pueblos y los diálogos vastos aunque llenos de lucidez. Pero también se podría reprochar los pelucones rubios de Colin Farrel, las interpretaciones de vodevil (sólo en algunas secuencias) de Angelina Jolie, Val Kilmer o incluso el mismísimo Anthony Hopkins, y ¿por qué no?, la escena de cama que mantiene con Roxana (Rosario Dawson), una mujer que gracias a este film el espectador podrá descubrir que posee los pechos de un tamaño superior a su cabeza (y digo yo… si Alejandro perdía aceite, o por lo menos poseía el don de amar tanto a hombres como mujeres… ¿por qué en la película hay una escena heterosexual explícita y varias homosexuales implícitas?, ¿por qué el director no se atreve a enseñar –siempre entre sombras, como cualquier escena de cama heterosexual-, la pasión del conquistador por los hombres, y lo reduce a algunas miradas cómplices, lascivas y desgraciadamente… a menudo ridículas?).

___En resumidas cuentas… es una película que en el cine gana y mucho, que se disfruta si vas con afán de descubrir, aprender y sobretodo con tres cafés de más, pero no es entretenida por si misma pues el ritmo impuesto por Stone es similar al de una producción de televisión estilo “Grandes Relatos”, series en las que se permiten el lujo de extenderse hasta incluso dividir los filmes en varios capítulos. Si te gustó “Troya” porque rezumaba a clásico y el contexto histórico te apasionó… te gustará, si por el contrario, la película de Aquiles te dejó frío, espera a que sea editada en DVD y míratela con calma, con pausas… o haciendo ganchillo.


3 Comments:

  • Acabo de descubrir tu página. Me gusta mucho. No entiendo de cine pero soy gran aficionada por eso agradezco un blog como este.
    Tal vez yo pueda contestarte a eso de que las relaciones homosexuales se reduzcan a simples miradas y las heterosexuales a algo más.
    Es otro modo de introducirnos en esa cultura de la grecia clásica donde el papel de la mujer se reduce a mera "reproductora". Una persona sin derechos ni deberes comparada al mismo nivel que los esclavos. En esa grecia clásica estaba bien visto, o al menos era aceptado, la existencia de amores platónicos (en la mayoría de los casos que no en todos) entre hombres, hombres con un mismo nivel cultural y con intereses comunes.Mientras el amor físico, más relacionado con la reproducción, era con las mujeres. Y Alejandro se lo dice a la reina, le dice que es un amor distinto.(Esto no es una regla a seguir pero sí era un comportamiento aceptado insisto).
    Hay algunos estudios sobre ello y creo que Stone los conoce y hace eco de ellos, esa fue la impresión que tuve. Lo que ya no acaba de cuadrar es la figura de ese bailarín de plástico que aparece luego rompiendo con esta teoría de algún modo y que para mí ya es más una cosilla de morbo light añadida por el director (=promoción para la película)

    By Anonymous Anónimo, at viernes, enero 14, 2005 12:34:00 a. m.  

  • ¡Wow!, debes de haberte leído las "Grandes memorias de Alejandro Magno y sus fieles seguidores", porque macho me has dejado con la boca abierta.

    Sí realmente te doy la razón sobre lo de los griegos, la gente es mu burra y para colmo he leído (no sé qué habrá de cierto en ello), que han censurado la versión USA (supongo que se refirirán a censura verbal crítica y no a la alteración material del film).

    Creo que el pensamiento del "amor platónico" es algo bastante avanzado a su tiempo, algo que hoy en día aún no se comprende. Aunque por otro lado... cuán triste es que reduzcan a la mujer a un mero "contenedor reproductor". Sí, desde luego la película expresa eso, aunque a menudo lleva a confusión y lo trasladas a una auto-censura de hoy día.

    By Blogger eVoBoy, at viernes, enero 14, 2005 11:40:00 a. m.  

  • Cosas peores he leído, para eso soy historiadora. Reitero lo dicho enhorabuena por este blog

    By Anonymous Anónimo, at viernes, enero 14, 2005 12:35:00 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home