.comment-link {margin-left:.6em;}



viernes, junio 16, 2006

"24º Saló del Cómic de Barcelona"

___Hoy no voy a hablar de "MindRiot", os dejo el fin de semana libre hasta que vuelva al ataque :) El pasado 10 de junio visité con Isa y Raúl el "24º Saló del Cómic de Barcelona", y aunque no fue una de las mejores ediciones, me apetece haceros un resumen y mostraros alguna que otra foto curiosa.

___Primero decir que asisto al saló desde su 11º edición, en la que yo tenía tan sólo 10 añitos y se celebraba en el Mercat del Born. Aún me tiro de los pelos cuando descubro que precisamente a esa edición asistieron grandes del manga como Katsuhiro Otomo, creador de "Akira". Desde esa primera vez no he faltado ni un solo año. A veces son visitas breves y fugaces, otras he ido un par de días con bocadillo preparado y ganas de disfrutar del ambiente. Por que seamos sinceros, un salón del cómic sirve para eso, para ver el ambiente, encontrar a gente a la que hace tiempo que no ves (algunos de ellos de salón en salón y tiro por que me toca) y para ponerse un poco al día de lo que se cuece en el mundillo. Para comprar cómics ya están las tiendas, y mis bolsillos últimamente están tiesos.

Este es el ambiente al que me refiero... gente
disfrazada, en este caso dos padres frikis con
una hija monísima vestida de hada.

___El caso, es que el sábado fuimos tarde, llegamos allí a las 12h. Nos dimos una primera vuelta de reconocimiento, flipamos con lo grande que era y nos lamentábamos de la decisión de los organizadores de haber desplazado el evento por segundo año consecutivo a la Fira de Barcelona. Antes lo hacían en "L'Estació de França" y la verdad es que el encanto de ese lugar es difícilmente superable. ¿Alguien tiene idea de lo que es visitar exposiciones acomodadas dentro de vagones de tren en desuso?

___Poco después nos encontramos con Tower (sí, el colega con el que fui a comer al Kiku-chan), y este, a su vez, iba acompañado por Pasa, Zenki y otros. Ante el desánimo de seguir dando vueltas decidimos ir a comer un bocadillo de lomo con queso a un bar cercano, fuera de la muchedumbre. En un par de horitas nos dio tiempo de reirnos de lo lindo, de hablar sobre nuestro futuro viaje a tierras niponas (más información en próximos posts) y de ponernos al día unos con otros.

___Volvimos al saló y fuimos directos al stand de "Sputnik FX", una empresa de efectos especiales para cine y espectáculos colegas nuestros. Se enrollan un montón, son muy buena gente. Espero poder seguir trabajando con ellos en futuros proyectos. Tras comernos el helado de rigor... nos decidimos a visitar las exposiciones.

___Increíble... ¡habían traído los originales de "V de Vendetta"! No es que sea un fan acérrimo de David Lloyd, pero la historia de V me llegó y al estar de moda tras su adaptación cinematográfica era un buen momento para mirar de cerca la portada con la máscara de Fawkes, una imagen que a bien seguro, tiempo al tiempo, se convertira en todo un símbolo del cómic de los ochenta.

Raúl y yo admirando a "V".

___También descubrí la exposición sobre sobre Raquel Alzate, autora revelación del año pasado. Me encantó, domina el color de una manera que me dejó estúpido-facto. Paseamos entre los originales de Miguelanxo Prado y Luís Royo y volvimos a los stands para comprar cuatro cosillas. Al final fueron sólo dos: "Nekomajin" de Akira Toriyama (sí, el de "Dragon Ball", ¿qué pasa?, forma parte de mi infancia y el tipo, más allá de las aventuras de Goku y compañía sorprende con "Dr. Slump" o "Cowa!") y el tercer volúmen de "Sky Doll" de Alessandro Barbucci y Barbara Canepa (la historia no es gran cosa, pero el dibujo y el color es sublime). Aunque todo hay que decirlo, nos quedamos con las ganas de hacernos con un ejemplar del número único de "El mago de Oz" de David Chauvel y Enrique Fernández. El diseño de personajes (sobretodo el león cobarde) era taaan bueno, que se nos caía la baba al verlo, pero costaba 18€ y se nos había acabado el presupuesto, así que esperaremos una semanas antes de hacernos con él.

___A pesar de todo, siempre queda algún eurillo suelto para fanzines (antes compraba 3 o 4 por salón), y este año elegimos "Parañoya Ràjánte", un fanzine malo malísimo a base de fotocópias mal cortadas que decidimos adquirir tras encontrarnos a Rafa, un amigo que, mira tú por dónde, había colaborado en ese número con un cómic de cuatro páginas llamado "Mandy & Mindy" (por cierto, una ida de olla total sobre un conejito pervertido y unas siamesas algo tétricas... ¡glups!)

___Casi a punto de irnos, Isa recordó que había leído en varios fotologs algo sobre una "Quedada de Mambas". Las mambas son un tipo de gals japonesas, esas chicas que se visten tan exageradas. Según me explicó, las mambas son una mezcla entre ganguros (gals tostadas
exageradamente en el solarium) y fruits (gals horteras que visten con cosas de plástico y colores chillones, de lo más kistch). Isa conocía a Marsi por el fotolog, la organizadora de la quedada, se acercó, pregunto por ella y alli estaba. Y cayó la foto friki de rigor...

Isa entre mambas.

Raúl y yo con la caretas cutres de "Pafman"
que regalaban en el stand de Planeta.